Nuestra Historia - Colegio Stanford

Nuestra Historia


historia

Colegio Stanford

Nuestra Institución Educativa tiene una historia muy particular. El “Colegio Stanford” nació en las aulas del Jardín de Infancia “Flora Tristán”; cuando se dió la oportunidad y la posibilidad de seguir creciendo, los promotores decidieron trasladar el colegio a un nuevo local y llamarlo “Stanford”.
Con ésta nueva denominación y separado completamente, a excepción de un ligamento emocional del famoso “Flora”; “Stanford” sentó pilares de forma independiente y autónoma en su primer local de la Calle Beaterio Nº158 desde el año 1996 hasta el 2001; el espacio en aquel local quedó pequeño y el colegio se tuvo que trasladar a la Av. Bolognesi; ampliando su espacio, así como la cantidad de estudiantes,

haciéndose de buen renombre, prestigio y fama en la ciudad; más, el colegio no cesó de crecer y no pudo permanecer en el local de la Av. Bolognesi, por lo que tuvo que trasladarse nuevamente, y esta vez de forma definitiva, regresó a la zona de Beaterio, a nuestro local actual, que es mucho más amplio; contamos con una Cancha-coliseo en pleno centro de la ciudad y con una infraestructura especialmente diseñada para nuestro colegio

El local para el colegio trajo consigo nuevamente un ligamento emocional, pero en esta ocasión con el famoso poeta Arequipeño Mariano Melgar, pues su musa inspiradora: Sylvia, recorrió los mismos patios que nosotros compartimos al asistir a clases todos los días; así, sentamos Institucionalmente fuertes raíces artísticas, de desarrollo humano y de formación en valores en los 3 niveles de servicio educativo que prestamos: Inicial, Primaria y Secundaria.

El inglés no es ajeno a nuestro alumnado, es más bien intensivo (10 horas semanales); tenemos un curso exclusivo de ajedrez (otros colegios ni lo llevan como taller) y una de nuestras alumnas fue seleccionada para viajar a las olimpiadas que se realizaron en Noruega en 2015, por lo que la tradición de que nuestros alumnos viajen siendo reconocidos deportivamente nacional e internacionalmente, no se pierde. Nuestra estudiantina obtuvo la “Lira de Oro” otorgada por “Nueva Acrópolis”. Nuestros alumnos de 5to de Secundaria ingresan a las Universidades de forma directa sin requerir estudios en academias pre-universitarias. Somos un colegio a la vanguardia tecnológica, contamos con pizarras digitales en todas las aulas, promoviendo de esta manera la educación interactiva.

Somos un colegio que enseña y educa. Trabajamos arduamente en todas las áreas del conocimiento y desarrollo integral de nuestro alumnado. Somos una familia y cada miembro de nuestra comunidad (alumno, padre de familia, personal docente y administrativo, etc.) es importante para nosotros; es en sí, una pieza fundamental sin la cual no podríamos seguir adelante.

Nuestro lema es y será siempre: “Ciencia, humanismo y Saber”.